SEGUROS DE ARRENDAMIENTO: Tranquilidad para el propietario

¿Quieres poner una vivienda o local en alquiler pero no estás seguro de encontrar inquilinos responsables?. ¿Tienes miedo a que te dejen deudas a deber, te destrocen el piso y la fianza no sea suficiente para cubrir estos gastos?

Ante estos temores lógicos de los propietarios, aparecieron hace unos años los Seguros de alquiler o arrendamiento.

SEGUROS DE ARRENDAMIENTO: Tranquilidad para el propietario

En Cataluña como en otras comunidades existen coberturas públicas en caso de impago del inquilino, para animar a los propietarios a poner sus pisos en el mercado de alquiler. Pero debes cumplir unos requisitos para pedirlas como, no superar cierto precio en el alquiler o no exigir más de una mensualidad de fianza. Para más información podéis acudir a Avalloguer.

Otra opción es pedir varios meses de fianza, uno se deposita en el INCASOL y el resto lo guarda el propietario que lo retornará al inquilino un mes después de la devolución del inmueble si todo está correctamente. Te sirve para cubrir los posibles gastos por destrozos o impagos que dejen los arrendatarios.

El Aval bancario es más seguro porque el banco sólo lo dará si cree que alguien va a responder en caso de dejar de pagar al propietario, y sirve de garantía. Pero no siempre cuenta el futuro inquilino con la solvencia suficiente para dejar inmovilizado varios meses de fianza o tiene un buen aval, ya pesar de eso puede ser un buen candidato para ocupar nuestro inmueble.

Por ello es muy interesante contar con este tipo de seguro.

Sus características principales son:

Son seguros para proteger al propietario que pone un inmueble en alquiler como vivienda habitual o alquiler de un local, frente a impagos o destrozos por parte del inquilino. No cubre alquileres turísticos.

1-La aseguradora antes de aceptarlo hace un estudio de la idoneidad del futuro inquilino a nivel económico. Nos pedirá documentación personal, nóminas, declaración de la renta....variando en función del perfil del arrendatario, para estudiar su solvencia financiera. Si nos dan el visto bueno sabemos que probablemente estemos ante un buen candidato.

En caso de que a pesar de ello nos deje de pagar:

2-Nos cubre hasta un máximo de 18 mensualidades (varía según seguros), en caso de impago.

3-Cubre daños vandálicos que hayan podido causar. (hasta el máximo estipulado en el contrato)

4-Costes judiciales en caso de desahucio.

5-Indemnización por impago de suministros.

El propietario es el encargado de pagar el seguro o tomador, ya que si el inquilino dejará de pagar mensualidades también lo haría del seguro. El precio suele variar de un 3-5 % de la renta anual pudiendo llegar al 10%, en función de lo que se cubre y servicios que dan.

Hay que comparar varios seguros y contratar siempre con una compañía aseguradora fiable y a ser posible a través de corredores cualificados y expertos, tal como nos aconseja OESA (Observatorio Español del Seguro de Alquiler) ya que en los últimos años, se han creado muchos productos que se comercializan como seguros, y no dejan de ser productos que no cumplen los requisitos de un seguro real y luego no cumplen todo lo que esperamos. Los seguros de impago del alquiler no regulados por la Dirección General de Seguros no otorgan derechos ni seguridad como consumidor.

Desde Real Open Home pensamos que es una buena opción para la tranquilidad del arrendador y estamos dispuestos a buscar las mejores opciones para nuestros clientes.

A. Raventós